Cómo hacer funcionar un plató de televisión

05
Oct
2009

EL REGIDOR DE PLATO CONCLUSIONES IV

Hace 2 posts planteabamos la pregunta de qué posición parecía mejor numerando del 1 al 5 las distintas zonas del plató. Ahora veremos los pros y los contras de cada posición y bajo mi punto de vista por supuesto, cuál es la mejor.

ZONA 1: Desde aquí podemos ver todo el set y controlar la cámara 3 y la entrada del presentador. Sin embargo, si algo ocurriera con la cámara 3 tendríamos que dar mucha vuelta hasta llegar a ella y tratar de solucionar el problema (la mayoría de las veces tan sencillo como avisar al operador de su movimiento por falta de entendimiento de éste con realización). Pero claro, estamos grabando y no podemos pegarle un grito. Además, desde esta zona podemos ver si el invitado entra, pero no avisarle de cuando tiene que entrar (una de las labores del regidor). Si hubieramos dejado encargado de esto a alguien (por ejemplo un auxiliar de producción) nos evitaríamos ese problema pero las entradas de invitados deben ser la prioridad y al menos un vistazo segundos antes de que llegue el momento es altamente recomendable. Para arrancar los aplausos podemos estar en cualquier parte del plató, ya que 3 o 4 fuertes palmadas serán suficientes para que todo el público arranque a aplaudir. En cuanto a luces, cabeza caliente y sampler, estan muy cerca y muy accesibles por si hubiera cualquier problema (normalmente similar al mencionado con el operador, ya que el resto se pueden y se deben hablar por los cascos).

ZONA 2: Tenemos acceso directo a la cámara 3. Sin embargo, debido a que tenemos la 1 detrás debemos movernos agachados y con sumo cuidado para no mostrarnos en su tiro de cámara . Estando tan cerca y tan a la vista del presentador, deben evitarse los movimientos bruscos a no ser que sean estrictamente necesarios. En cuanto al invitado, tenemos una situación similar a la de la zona 1 pero con menos movilidad en caso de tener que ir a ver que pasa detrás de set . El público desde aquí está muy controlado y no habría problema ninguno con él. En cuanto a luces, cabeza caliente y sampler , estan muy cerca pero poco accesibles debido a la escasa movilidad.

ZONA 3: El mayor problema en esta zona es la falta de visibilidad. Las gradas de público nos tapan el set y esto resulta un problema. Nos encontramos muy cerca de la cámara 3 y eso es un ventaja, pero estamos muy lejos del invitado.Tenemos muy cerca a luces, cabeza caliente y sampler . El público en principio no es un problema desde ningún punto del plató.

ZONA 4: Estamos demasiado lejos del invitado, aunque con una carrera, asomándonos a la zona 5 podríamos ver si todo está correcto. Ésta sería, desde mi punto de vista a mejor posición en caso de contar con el mencionado auxiliar de producción para dar la entrada al invitado. Desde aquí podemos ver si todo está funcionando correctamente y correr a echar una mano en caso necesario a quien sea. Nunca hay que olvidar que siempre debemos tener un ojo puesto en el presentador, por si necesita algo, este es un buen lugar para ello. El público en como ya he dicho, no es un problema desde ningún punto del plató.

ZONA 5: Si estamos sólos, sin ayuda, esta zona es la mejor. Aunque pueda parecer que estamos ciegos, tapados por la pared del plató, estamos muy cerca de todo. Lo correcto sería comprobar que todo el mundo está prevenido (un sólo vistazo bastará para el regidor experimentado) y centrar nuestra atención en el invitado. Deberemos indicarle exactamente cuando entrar (nos lo indicarán), y de paso mirar que esté completamente preparado y con todo lo necesario (también objetos).

02
Oct
2009

EL REGIDOR DE PLATO CONCLUSIONES III

Manteniendo planteadas las anteriores preguntas pongo un esquema de como quedaría el plató una vez que el invitado haya llegado a su posición en la mesa.

Mientras la cámara 1 mantiene el plano general plano general, la cámara 3 (plano corto del invitado) recupera su posición. Luego, la 1 se mueve a la derecha ofreciendo un plano general más lógico en el que sólo se vea la parte del plató donde están sucediendo cosas en ese momento.

01
Oct
2009

EL REGIDOR DE PLATO CONCLUSIONES II

Ahora planteo una pregunta para todos. Nombrando las posibles zonas de colocación del regidor el 1 al 5, ¿donde creeis que sería mejor situarse y por qué justo en el momento anteriormente descrito? Recordemos que el invitado está a punto de entrar ya que el presentador le ha dado paso.

29
Sep
2009

EL REGIDOR DE PLATÓ: CONCLUSIONES I

Pues bien, si cualquiera de estas cosas falla, evidentemente, sobre todo las de plató, lo mas normal es echarle la culpa al regidor. El regidor es los ojos y los oídos del realizador en plató (del cual depende directamente). El regidor es la máxima figura de mando en el plató en el momento de grabación. Su deber es mantener el silencio para que no se cuele ruido en la grabación e informar de todo lo que ocurra, especialmente las irregularidades que puedan impedir el buen curso de la grabación. Si algo falla, y es necesario cortar y repetir algo, el realizador o el director, situados en el control se lo comunicarán al regidor y éste lo gritará. Cuando esté a punto de empezar la grabación, el control hará un cuenta atrás que el regidor repetirá en alto salvo la última parte del conteo que indicará normalmente con los dedos. Al volver, por ejemplo de un video, el regidor indicará al presentador, invitado, o al que tenga que hablar con qué cámara está y el momento exacto de su entrada (con el conteo con los dedos). También se ocupará de que a quien está delante de las cámaras no le falte de nada pidiendo en caso necesario retoques de peluquería, maquillaje, una botella de agua, etc. Lo más importante es que nadie debe pisar el set ( la zona del plató de delante de las cámaras) sin el permiso del regidor, pues él es el único que sabe exactamente lo que está ocurriendo en todos los departamentos y de cuanto tiempo se dispone para retocar, descansar, etc hasta que tenga que volver a estar todo el mundo en su sitio.
Aunque la verdadera función del regidor, a mi modo de ver, es hacer lo más llevadera y agradable posible la comunicación interdepartamental y ejercer de filtro siempre que sea necesario de manera que se fomente el positivismo, las ganas de trabajar y el espíritu de equipo. Esto precisamente es lo más complicado.

24
Sep
2009

EL REGIDOR DE PLATO III

Estos aplausos irán apoyados por aplausos pregrabados que disparará el sampler (responsable de efectos de sonido) que deberá por lo tanto también estar prevenido. También deberá tener un código para indicar al público que se ría (la señal de “luces” utilizada cuando vas conduciendo vale) ya que si por ejemplo el presentador dice un chiste, y nadie se ríe, quedará muy mal y el sampler no podrá “disparar” risas enlatadas para apoyar las de verdad porque se notarían falsas.

Además de todo esto, en el control, o normalmente en alguna sala contigua, hay una persona que se ocupa de lo que se llama control de cámaras o CCU . El CCU también deberá estar al tanto de lo que va a ocurrir, puesto que él controla remotamente parámetros de las cámaras imprescindibles de ajustar ya que por muy bien iluminada que esté una posición o un recorrido, siempre puede haber variaciones y sin su ayuda, el operador de cámara difícilmente podrá enfocar, ya que la imagen se quedará por momentos lavada (quemada, muy clara) o muy oscura, haciendo imposible ver correctamente a través del visor y por lo tanto impidiendo dar el plano tal y como lo pide el realizador. Además, por supuesto, el auxiliar de sonido que haya puesto el micrófono al invitado, tendrá que haber avisado al técnico de sonido (suele estar en un cuarto contiguo al control de realización separados por un cristal para poder verse) de qué petaca (transmisor inalámbrico de la señal) le ha puesto para qué sepa en qué frecuencia está la señal que ha de recibir y la pueda direccionar correctamente para que se grabe junto al resto del audio. Para poder grabar todo esto, hay una persona en el control cuyo puesto se llama VTR o AVS que se ocupa de colocar las cintas (en este caso) en la posición del código de tiempo adecuada para no sobrescribir lo que se ha grabado ya y de darle a “grabar” cuando el realizador lo manda. (CONTINUA)

23
Sep
2009

EL REGIDOR DE PLATO II

Seguimos explicando nuestro ejemplo. Vuelvo a poner el diagrama del plató:

El operador de cámara que tiene que dar el plano en el que se ve al invitado debe estar prevenido (sobre aviso). Supongamos que el realizador ha pedido un plano general (sería típico, pues describe muy bien la situación con un valor de plano muy abierto y suele ser adecuado para entradas de invitados) y que nos lo da la cámara llamada cabeza caliente. Para operar una cabeza caliente hacen falta dos personas. El maquinista, que coloca la dirección del brazo (llamado pluma ) con mucho cuidado de no dar a nadie del público, y el operador, que controla la longitud del brazo y todos los movimientos así como el foco y el zoom de la cámara que va enganchada al extremo del mismo. Hará falta, por lo tanto que estas dos personas estén prevenidas. Supongamos también, que el realizador ha pedido tener, además de un plano general plano general y explicativo de la situación, un plano corto del invitado entrando. Uno de los dos operadores tendrá que moverse (si es necesario) ayudado por sus auxiliares para buscar una posición en la que pueda dar el plano pedido por el realizador. Cuando termine la presentación del invitado, y hasta que llegue a su posición de parada al lado del presentador(aproximadamente), el público deberá aplaudir. Al no tener en este programa, un regidor o animador de público, la responsabilidad de arrancar los aplausos recaerá sobre el regidor de plató que deberá haber explicado su forma de trabajar antes de empezar el programa al público asistente para entenderse (por ejemplo, con tres palmadas del regidor comienzan aplausos y, al levantar éste las manos, van cesando poco a poco hasta que al bajarlas cesan definitivamente). (CONTINUA)

22
Sep
2009

EL REGIDOR DE PLATO I

Cuando no sabes a quien echarle la culpa de algo, cuando quieres gritarle a alguien y no sabes a quien o por qué, cuando estás muy cabreado porque el programa que produces, diriges o realizas no está saliendo como a ti te gustaría, entonces lo que has de hacer es acudir al REGIDOR. El trabajo de un regidor, teóricamente es de supervisión. Todo y todo el mundo debe estar en su sitio cuando tiene que estar.

Ejemplo:

Diagrama explicativo del plató:


Un programa grabado en falso directo (se intenta no parar y hacerlo todo seguido, pero no estamos emitiendo en directo, antes de que el espectador lo vea en su casa, se llevará a cabo una edición) con 35 personas de público y 3 cámaras ( 1 cabeza caliente cabeza caliente y 2 cámaras normales de plató con pedestal) y un solo regidor. Hay un plató con lo anteriormente descrito, y por supuesto un control. Llega el momento en el que el presentador presenta a voz en grito a un invitado. Este invitado tiene que estar colocado en el lugar adecuado para salir por el lugar del decorado apropiado (por ejemplo, por la derecha) saber en qué lugar hacer una pequeña parada para que se le vea bien para luego continuar hasta su posición final. Tiene, además, que estar vestido, peinado, maquillado y microfonado (en este ejemplo, con un micro de corbata, muy típico en programas). Es posible que tenga que llevar algún objeto o atrezzo. La posición desde la que sale y a la que llega, así como el camino que realice tienen que estar marcados previamente con el conocimiento del director de fotografía para poder haberlos iluminado o para cambiar la iluminación cómo sea conveniente utilizando la mesa de luces. (CONTINUA)

Sobre este blog

Avatar de sanda

Este blog habla del funcionamiento de un plató televisión basandose en mi experiencia personal en los diferentes puestos de trabajo que he ido desempeñando hasta llegar a regir en él. Es un espacio de comunicación con profesionales y estudiantes de esta rama, para el intercambio de ideas innovadoras.

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):

LICENCIA